Loading... (0%)

Os presentamos algunos testimonios en vivo:

Aquí veis dos hermanos: el uno canadiense, el otro español. Xavier (canadiense con nombre español 😉 pasó tres meses en la casa de Javi de Madrid. Es un placer escucharlos:

Ángel y su familia han acogido a una estudiante alemana. Aquí describe sus impresiones:

Carmen de Cádiz ha acogido ya a muchos alumnos nuestros.
Siempre se lo pasan en grande :-)

Antonia de Alemania y Paula de Granada son hermanas anfitrionas. Aquí las veis en vivo:

Aquí veis a Cecilia, nuestra coordinadora de Cádiz, junto con Lisa de Alemania. Lisa ya lleva seis meses en España y está feliz. :-)

Thorhildur de Islandia y Kira de Alemania describen su experiencia en tres palabras:

Palabras de familias anfitrionas…

«(…) Para nosotros la experiencia ha sido maravillosa, nunca pensamos que Svenja tendría una adaptación tan fantástica. Desde el minuto 1 y hasta el final la hemos/nos ha considerado familia. Ha sido como tener a nuestra hija pequeña, la relación entre hermanas puramente esa, HERMANAS, como padres de acogida ¡nos sobra la palabra acogida! Es como si fuese nuestra enteramente. No tengo más que palabras positivas para esta experiencia (a pesar de las hormonas adolescentes) genial, genial, genial. Lástima que acabe ya mismo, lástima de corazón, nos duele que se marche, ¡pero es así! Vamos a seguir en contacto, segurísimo (…). Gracias a esta experiencia sin duda, nuestros horizontes se van abriendo cada vez más y nuestra cultura va en aumento. Es increíble poder disfrutar de esta “apertura”, sin duda imprescindible para todos y en sobremanera para las chicas, y más en los tiempos que marchan (…) Espero de corazón que esto vaya cambiando. Entre todos seguro lo conseguiremos. Las fronteras no son tales si nosotros no las levantamos. (…)¡Adiós a los miedos de si funcionará! Sabemos que si se quiere, funciona, y nos resulta que tres meses es poco, que cuando vienes a darte cuenta y a comenzar a rodar con la alumna perfectamente ya se tendría que marchar si solo se trata de 3 meses .

Un beso y un gracias tan grande como nuestra Europa a vuestra Organización y especialmente a vuestro equipo que siempre ha estado ahí cuando se ha necesitado.»

Inma, madre anfitriona, Sevilla

dav

«Hola, me llamo Ángeles y quiero contar mi experiencia de tener con nosotros una estudiante extranjera por un tiempo. Para mi marido y para mí ha sido muy positiva. Nos ha dado alegría y mucha compañía. Todo ha sido muy positivo, tanto en el trato, en el comportamiento como en la comida. Ni si quiera un día ha sido negativo. La chica alemana era encantadora. Entre ella y nosotros con muy buena voluntad ha salido todo muy bien y me han quedado ganas de repetir la experiencia.»
Mª Ángeles, madre anfitriona, Chiclana de la Frontera

«Zoe es nuestra niña, es un amor y todos la queremos porque se hace querer. Horten, mi hija, ha congeniado mucho con ella y la siente como a una verdadera hermana. Esto lo digo con el corazón. Estamos felices con Zoe. Echamos de menos a todos nuestros niños que han formado parte de nuestras vidas y que de verdad yo siempre digo «se quedaron para siempre en nuestro corazón»: la preciosa y dulce Anna, su mami y sus lindos abuelitos a los que adoro. Lucas, que es un chico lleno de energía e ilusión por la vida, tan feliz por todo… A estos niños que nos confiáis, nunca les podremos olvidar.»
Hortensia, madre anfitriona, Jerez de la Frontera

 

max-y-familia

 .
«(…) Por lo demás decirte que Giuliano es uno más en nuestra familia y eso es por su propio mérito, es un chico encantador, responsable, tranquilo, con gran sentido del humor y entusiasta, es muy fácil cogerle cariño y se ha integrado sin ningún problema. También decir que para mis hijos está siendo una muy buena experiencia y lo han acogido con total naturalidad. Con Nacho, mi hijo, tiene muy buenos detalles, se ha puesto a ayudarle en sus deberes, se comporta con él como un hermano mayor, comprensivo y paciente. ¡En definitiva, es uno más en nuestra familia!»
Inma, madre anfitriona, Madrid

«Seguimos en contacto con nuestra hija adoptiva.  En el mes de noviembre vino a recoger a dos de las gatitas que había tenido nuestra gata  y se las llevó para Alemania. Cada semana solemos enviarnos mutuamente correos electrónicos y la semana pasada estuvimos hablando por Skype una hora. De todas formas ella volverá, o bien en verano del próximo año o para el siguiente. La echo de menos, ella y yo habíamos congeniado muy, muy bien»
Mónica, madre anfitriona, Vigo

¿Te gustó este artículo? Sé bueno, compártelo con tus amigos ;)

​​